Un refrito del video de edgar, los clasicos nunca mueren