Edgar crece y pasa por un puente haciendo lo único que sabe hacer, caerse.