Pepe Reina puso el broche de oro a las celebraciones de la selección española en las calles de Madrid, con una presentación de sus compañeros de equipo y un sincero agradecimiento al público en el escenario preparado para la ocasión en la explanada del Puente del Rey.