Martín y la Monita están completamente borrachos.