Entre 1939 y 1945 el mundo quedó atrapado en una pesadilla de una ferocidad sin precedentes. Cuando el humo se disipó por fin, surgieron historias de un conjunto extraordinario de nuevas armas soñadas por las mentes más ingeniosas de ambos mandos: armas raras.