0-1 Velásquez min.4 1-1 S.Busquets min.33 2-1 Messi min.55 3-1 Pedro min.67 El Barça empezó sufriendo y evidenciando los mismos problemas que hicieron que le costara tanto ganar al Espanyol. A la falta de frescura y claridad de ideas del pasado sábado en la Liga, se sumó esta vez el nerviosismo defensivo. Sólo así se explica que, a los cuatro minutos de juego, el Atlante ya ganara por 0-1. El conjunto mexicano se adelantó nada más comenzar gracias a un fallo en cadena de Valdés y de la zaga barcelonista. Velásquez sirvió un saque de falta en largo desde su propia área, aparentemente inofensivo y sin peligro. Pero Márquez, Puyol y Valdés no llegaron a tiempo a despejar… y el esférico cayó a pies de Rojas. El centrocampista mexicano elevó el balón ante la salida de Valdés en la media luna del área y, a puerta vacía, aprovechó su autopase para marcar (0-1, 4′). El gol trajo a la memoria de los culés la mala suerte del Barça en esta competición. Quien más, quien menos, se acordó de los desastres sufridos en las finales de 1992, con el ‘Dream Team’ de Johan Cruyff, y del 2006, con el ‘Ronaldinho Team’ de Frank Rijkaard. Pero no. Esta vez no cayó, y continúa vivo, lo que le permitirá disputar la gran final ante Estudiantes. La reacción costó, ya que con el 0-1 a su favor tan pronto, el Atlante se encerró en su área. Pero acabó llegando. Los de Guardiola se las desearon para romper el ‘muro’ mexicano. Pero jugar a defenderse ante este Barça casi nunca da resultado. El primer