el martin sigue con sus delirios de diva