psicovisio.andorhost.net La rebelión de Varsovia guarda una de las historias más conmovedoras ocurridas durante la II Guerra Mundial. Desde el 1 de Septiembre de 1939, las fuerzas alemanas ocuparon el país sin problemas. Fue en 1944 cuando el general polaco Tadeusz Komorowski inició la sublevación que provocó el caos en las filas alemanas. Durante dos meses, los sublevados polacos soportaron los continuos ataques nazis defendiéndose con granadas y metralletas viejas, caseras y obsoletas. Soñaban con la llegada de las tropas aliadas. Pero éstas nunca llegaron. Después de 63 días, sus fuerzas sucumbieron y los que no murieron, fueron deportados a campos de concentración.